Síguenos en:

Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE)

SATE
con EPS

Elementos
SATE

Requisitos

Comportamiento
al fuego

Sistema SATE con EPS

El EPS es el material aislante más utilizado para los sistemas SATE, ya que se trata de una solución que proporciona una inmejorable relación calidad-precio, dando respuesta a los requisitos técnicos de estos sistemas en todo tipo de climatologías Guía SATE IDAE.

Aproximadamente el 85% de todos los sistemas SATE que se hacen en el norte de Europa usan el EPS como aislamiento térmico por su idoneidad para esta aplicación y su aportación a la eficiencia energética de los edificios (Papel del SATE con EPS en el futuro de la Eficiencia Energética). Entre las ventajas que proporciona el EPS al sistema SATE, podemos destacar las siguientes:

  • Estabilidad Dimensional. Por la particular estructura celular del EPS y su fabricación, tanto en bloque como en moldeo, una vez estabilizado convenientemente, el material mantiene sus dimensiones estables a pesar de los cambios bruscos de temperatura que sufre la fachada. Esta estabilidad dimensional, marca la diferencia con otros materiales aislantes plásticos, que al fabricarse en línea (en vez de en bloque o moldeo) tienden a modificar sus dimensiones con el tiempo.
  • Resistencia a la humedad. Al estar compuesto por celdas cerradas, el EPS no se ve afectado por el agua de lluvia que accidentalmente pueda llegar a estar en contacto con el material, tanto en su embalaje como en su colocación, no así otros materiales que absorben la humedad y esto perjudica a su conductividad y durabilidad si no se secan correctamente antes de su colocación. Lo mismo ocurre con el agua de amasado del mortero, tanto del adhesivo como el revestimiento. El EPS resiste perfectamente la humedad hasta que esta agua de amasado se evapora.
  • Adherencia. Incluso en planchas moldeadas (que suelen tener una superficie menos rugosa) la adherencia de todos los materiales del sistema es excelente (tanto el adhesivo como el revestimiento). No ocurre igual con otros aislantes plásticos que por la “Piel de extrusión” que tiene a la salida de su fabricación debe ser especialmente tratado (con una eliminación de esta capa) para que pueda tener una adherencia adecuada.
  • Bajo peso. Como es ampliamente conocido, el EPS es un producto muy ligero lo que facilita su manipulación y colocación. Del mismo modo no sobrecarga la fachada, por lo que le hace idóneo para rehabilitación. Además ahorra fijaciones y adhesivo.
  • Capacidad de moldeo. La capacidad del EPS para moldearse, única entre todos los materiales aislantes, hace que se puedan diseñar piezas especiales para zonas de encuentro, placas texturadas, perforadas, etc que mejoran la ejecución de los trabajos y la calidad del sistema. Unido a esto, la facilidad de manipulación y corte en obra, hace que las posibilidades de resolución de puntos singulares de la fachada sean mayores, dotando de mejor funcionamiento al conjunto.
  • Compatibilidad con todos los acabados. Existe plena compatibilidad química entre el aislamiento y los componentes del sistema, sean cementosos, con contenido en polímeros etc.
  • Precisión en la planicidad. Las planchas de EPS concebidas para su aplicación en sistemas SATE, cumplen unas tolerancias dimensionales muy estrictas. Esto, junto a la garantía de su estabilidad dimensional a lo largo del tiempo, hace que para el aplicador del sistema sea mucho más sencillo ejecutar correctamente el sistema y ahorre mortero, tanto adhesivo como de acabado.
  • Durabilidad. El EPS no pierde propiedades térmicas con el tiempo. No se oxida, no pierde gases (porque solo contienen aire) y no envejece. Todas estas afirmaciones pueden comprobarse fácilmente en los estudios utilizados para la realización de la norma europea de producto.
  • Innovación. (más conductividad en menos espesor). La materia prima de baja conductividad (también llamada gris) puede reducir el espesor de la plancha considerablemente manteniendo la misma resistencia térmica. Esto puede llegar a ser determinante cuando la legislación exija unas transmitancias de fachadas muy considerables, sobre todo para los edificios de edificios de energía neta casi nula. Las soluciones constructivas con EPS pueden ser más delgadas y en una sola capa (no es necesario duplicar las planchas de aislamiento). Además, otros materiales aislantes pierden conductividad en espesores mayores o pueden sufrir problemas de convección en su propia masa, no es el caso del EPS que mantiene su comportamiento en espesores grandes o mayores densidades, lo que es ideal para grandes exigencias de limitación de la demanda del edificio.

Aquí puedes descargar las Hojas de Hechos de la Asociación Europea de Fabricantes de Poliestireno Expandido – EUMEPS con información sobre el Sistema SATE con EPS.

Tel: 91 314 08 07 / Fax: 91 378 80 01 | Pº Castellana, 203 - 1º Izquierda 28046 - Madrid | consulta@anape.es

© 2014 ANAPE