Síguenos en:

Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE)

SATE
con EPS

Elementos
SATE

Requisitos

Comportamiento
al fuego

Comportamiento al fuego

1.- Introducción


En materia de seguridad contra incendios, los edificios tanto públicos como privados en los que haya permanencia de personas están sujetos al Código Técnico de la Edificación (CTE), que regula el comportamiento de reacción al fuego que debe exigirse a los productos que se instalan en las fachadas con el fin de evitar la propagación exterior de un incendio.


2.- Exigencias del CTE


Las exigencias relativas a los productos que van a ser instalados en las fachadas de la edificación, vienen recogidas en la Sección 2 Propagación exterior, del Documento Básico de Seguridad en caso de incendio (DB SI) del CTE. En este punto del CTE, la clase mínima de reacción al fuego para materiales que ocupen más del 10% de la superficie de acabado exterior (por ejemplo SATE) o superficies interiores de cámaras ventiladas será:

En cualquier caso:

En fachadas con una altura inferior a 18 m:

  • la clase mínima de reacción al fuego euroclase B-s3,d2 hasta una altura de 3,5m cuando el arranque inferior sea accesible al público desde la rasante exterior o desde la cubierta. El resto de la fachada no tiene exigencia.

En fachadas con una altura superior a 18 m:

  • el requisito mínimo de la euroclase B-s3,d2 se aplica a toda su altura.

En fachadas con una con cámaras ventiladas:

  • como solución alternativa al requisito mínimo de reacción al fuego en alturas superiores a 18 m, se reduce a euroclase C-s3,d2 si se acompaña de una medida de protección pasiva, la instalación de barreras cortafuegos cada 10 m de altura o tres plantas, con una clasificación de resistencia al fuego E30.

El EPS que configura un SATE y que incorpora un acabado a base de una capa de mortero de aproximadamente 9 mm de espesor, obtiene una clasificación B, s1 d0, superior a la exigible por la reglamentación para este sistema.


3.- Propagación de incendios.


Los incendios en las fachadas pueden producirse principalmente por: propagación desde un edificio colindante, desde la parte exterior del edificio, o a partir de un incendio originado en el interior del edificio. Informe sobre fuego.

Cualquiera los mecanismos de propagación está influenciado por la carga de fuego del contenido del edificio y de los elementos constructivos.

Las estadísticas de incendio publicadas por la Fundación Mapfre y APTB muestran que la mayor parte de los incendios se producen en las viviendas, es decir tienen su origen en el interior del edificio.

Los productos aislantes térmicos cuando se instalan en el interior de las viviendas, no están expuestos al fuego, sino que están instalados detrás de paramentos con euroclases A1 y/o A2 tales como placas de yeso laminado o tabiques de ladrillo. Por tanto, estos materiales contribuirán al desarrollo del incendio en la fase de un incendio totalmente desarrollado.

Pero además, habría que tener en cuenta que la carga de fuego de los materiales aislantes en comparación con el contenido de una vivienda es muy inferior. En consecuencia, su aportación al incendio en estas condiciones no es determinante.

En una vivienda, no solo disponemos de productos constructivos sino también de muebles, sofás, colchones, sábanas, cortinas, alfombras, televisiones, etc. Todo este mobiliario es agrupado en el contenido de la vivienda. El mobiliario no está sujeto a ensayos de reacción al fuego propiamente dichos, por lo que desconocemos su grado de inflamabilidad.

Teniendo en cuenta las cargas de fuego publicadas en el DB-SI del Código Técnico de la Edificación, podemos disponer de la carga de fuego aproximada de una vivienda residencial (Tabla 1) y junto a otras publicaciones, como por ejemplo el Manual contra Incendios de PU Europe (Tabla 2), podríamos comparar el contenido de una vivienda frente a los productos de construcción usados desde el punto de vista de la carga de fuego.


Tabla 1. Valores de densidad de carga de fuego variable característica. Fuente: Código Técnico de la Edificación (DB-SI).

  Valor Característico (MJ/m2)
Comercial 730
Residencial Vivienda 650
Hospitalario / Residencial Público 280
Administrativo 520
Docente 350
Pública concurrencia 365
Aparcamiento 280

Tabla 2. Valores de densidad de carga de fuego para diferentes productos de construcción.
Fuente: Elaboración propia tomando como referencia datos del Manual contra Incendios de PU Europe y fabricantes de productos constructivos.

Productos de construcción habituales incluidos en el Continente de una vivienda
Tipo MJ/m2 Tipo MJ/m2o
Revestimientos inorgánicos 0 Revestimiento plástico (suelos) 148
Placa de yeso laminado 19,5 Poliuretano 93
Placa de yeso laminado + Pintura 28 Lana de roca 89
Revestimiento de madera 378 Poliestireno 139
Aislamiento de madera 324 Tela asfáltica 256

Se observa de manera general, que los productos de construcción representan una carga de fuego (ej. el Poliestireno = 139 MJ(m2), muy inferior a la que representa el contenido de los recintos habituales de permanencia de personas, especialmente en las viviendas (650 MJ/m2).

Tel: 91 314 08 07 / Fax: 91 378 80 01 | Pº Castellana, 203 - 1º Izquierda 28046 - Madrid | consulta@anape.es

© 2014 ANAPE